Central: 958421012

 

 

 

Una docena de claves para entender las etiquetas de la ropa

Una de las enseñanzas que tendría que existir sí o sí en talleres escolares, es el descifrado de las etiquetas de la ropa.
Las etiquetas son importantes por unas cuantas razones pero la principal es que la prenda en cuestión te dure más tiempo y en mejor estado.
Todos los fabricantes cosen en el interior de las prendas las etiquetas (últimamente, en ramilletes infumables en chotopomil idiomas, cosas de la globalizacón). Los símbolos que aparecen en ellas son los que nos van a indicar qué tipo de cuidados requiere cada prenda: métodos de lavado, secado, planchado, lo que se puede hacer y lo que no.

Personalmente tengo una tarjetita al lado de la lavadora (soy incapaz de aprenderme más que los símbolos básicos) que consulto cuando tengo dudas, pero es verdad que hay unas claves con las que nos será más sencillo comprenderlas:

 

1. Diferentes formas para diferentes mensajes

A cada tema le corresponde, como con las señales de tráfico, un símbolo distinto. Los básicos son fáciles de identificar, luego la “letra pequeña” es otra cosa, pero hay que empezar por saber que:

  • Los cuadrados son el símbolo del secado.
  • Los triángulos son el símbolo del blanqueado.
  • Para el lavado a mano, una palangana con una mano dentro.
  • Para el lavado a máquina, una palangana un poco más grande.
  • Los círculos son para el lavado en seco.
  • Y una plancha para el planchado, con este no hay dudas.

 

2. Las aspas

Cualquier símbolo que contenga un aspa, que esté tachado, vaya, significa NO. No laves a máquina, no planches, no laves en seco, no blanquees.
Son fáciles de identificar (fijáos en los dibujos), así que no hay pérdida.

 

3. Lavado natural

Representado por una palangana con una mano.
Lavado natural es, básicamente, lavado a mano. El resto de símbolos nos indican si es posible lavar la prenda con agua o la temperatura de la misma. Este no tiene pérdida.

 

4. Lavado a máquina: ciclos

Representado por una especie de palangana pero más alta que la del lavado a mano.
Ya sabemos: lo que tenga aspas es NO.
Del resto, son los tipos de ciclo que le tenemos que poner a nuestra lavadora: que si largo, que si corto, que si poca agitación… Tampoco tiene pérdida.

 

5. Lavado a máquina: temperatura

Representados por unos puntitos.
Aquí es donde me empiezo yo, normalmente, a perder.
Afortunadamente, los fabricantes, que saben que lo de los puntitos es infumable, ya ponen la temperatura máxima a la que se puede lavar. No obstante, ante la duda, lavad en frío.

 

6. Secado natural

Representado por unos cuadrados (¿un tendal?)
El secado natural se refiere al secado al aire.
Estos símbolos nos indican si, por el tipo de prenda, necesita que la pongamos en una percha o en plano para que no se deforme al secarse (y nos encontremos con jerseys de mangas hasta las rodillas, por ejemplo) o si no puede recibir rayos de sol de forma directa (juro que en la vida he visto algo así, pero se conoce que debe haberlo).

 

7. Secado a máquina: ciclos

Representado también por unos cuadrados, en este caso, con círculos dentro: ¡ajá!, la secadora.
Recordad: las aspas significan que NO se puede secar en secadora.
Por lo demás, es fácil: más o menos tiempo dentro de la máquina y tipo de programa a utilizar.

 

8. Secado a máquina: temperatura

Representado por el símbolo de la secadora (un cuadrado con un círculo dentro) yyyy los puntitos infumables de la temperatura.
Como hay tres no hay problema: NO aire caliente, aire caliente normal o aire muy caliente.

 

9. Planchado

Representados por una plancha.
Si hay aspa sobre el icono completo significa que NO se puede planchar.
Si hay aspa sobre unas líneas que salen como de debajo de la plancha significa que NO se puede usar vapor al planchar.
Y los puntitos de la temperatura:
Uno, plancha a temperatura baja
Dos, plancha a temperatura normal
Tres, plancha a temperatura alta
Ahora las planchas ya suelen traer en la rueda para qué tipo de materiales hay que poner la temperatura, pero tampoco es muy complicado.

 

10. Blanqueado

Representado con triángulos.
Aspa, como siempre: NO usar lejía ni otros blanqueantes.
Es importante fijarse bien en estos símbolos si las prendas son blancas porque nos dirán qué tipo de producto podemos utilizar (o no) para blanquearlas, en caso de que lo necesitemos: camisas y camisetas, sábanas y mantelerías, fundamentalmente…

 

11. Limpieza en seco: productos a utilizar

Representadas por unas letras dentro de un círculo.
Aunque no creo que ninguno vayamos a limpiar en seco en nuestras casas, es importante conservar estas etiquetas para cuando llevemos la ropa a la tintorería, pues les indica cómo lavar la prenda en cuestión. Si no, podrían utilizar productos que no corresponden y podrían dañar irreversiblemente la ropa.

 

12. Limpieza en seco: temperatura y ciclos de lavado

Representado también por círculos, con unas rayitas.
Esto tampoco aplica en la limpieza doméstica y, al igual que en el punto anterior, es importante conservar la etiqueta para que en la Tintorería tengan la información completa de cómo pueden limpiar la prenda que les llevamos.
Las rayitas indican la temperatura, el ciclo de lavado y si se puede o no humedecer la prenda.

 

 

 

 
2014 Copyright ® Tintorerías Niágara. Todos los derechos reservados. Politica de Privacidad